domingo, 19 de diciembre de 2010

Operación Retorno

Siguiendo con mi particular "Operación Retorno", y aprovechando que tengo a mi hermano (el mejicano) de vuelta a casa por Navidad, y que nosotros tenemos por costumbre ponernos al día de nuestras vidas haciendo deporte, nos hemos marcado hoy una "rutilla" de 14 km a orillas del Tajo.

Yo iba con muchísimas dudas puesto que llevo entrenando menos de un mes, y porque me dolía todo el cuerpo, ya que ayer me dejé la piel (literalmente) en un partido de la liga de Pádel a la que estoy apuntado (ganamos). No sé si os lo he dicho alguna vez pero yo soy el típico que, aunque no es un crack en ningún deporte, le pone mucho empeño a todo.


Como mi hermano sí que ha seguido fiel a sus entrenamientos, los kilómetros iban pasando a un ritmo más rápido del que yo hubiera deseado, y las dudas iban haciéndose hueco poco a poco en mi cabeza.

Peeeerooo... llegados al kilómetro 8 he notado como mi cuerpo recordaba aquellos entrenamientos eternos pre-maratón, aquellos días en que 8 kilómetros eran sólo el calentamiento,...

Con esas buenas sensaciones en las piernas, los últimos kilómetros, lejos de convertirse en un sufrimiento, han sido auténtico placer, así que ahora me siento hipermotivado y con ganas de volver a correr una media maratón. Me voy a acostar un rato a ver si se me pasa.

P.D. Al final va a ser verdad que el cuerpo humano tiene memoria (y no sólo malos recuerdos).

7 comentarios:

Alex dijo...

El que tuvo retuvo

Oscarjet dijo...

Genial esas sensaciones, el cuerpo es sabio y tiene mucha memoria!!! a volver a tragar kms !!! deja el puñetero padel!!!!!heheh

Dani dijo...

Ahi estamos, parece que hoy es el día de los reencuentros zapatilleros. Felicidades!

More dijo...

Genial, que buen dia has pasado,retomando entrenamientos, con buenas sensaciones ...y ademas en compañia de tu hermano.

Como dice Dani,hoy parece que es el reencuentro zapatillero,yo tambien arranco el motor de nuevo.

Un saludo.

Trapatroles dijo...

Lo importante son las buenas sensaciones en el retorno.

Tania dijo...

Tienes toda la razón Victor!
El cuerpo tiene memoria pero hay veces que sufre pequeños momentos de olvido pero siempre recuerda!
Me alegro de esas buenas sensaciones!
bss
Tania

Gonzalo Quintana dijo...

El cuerpo tiene memoria, de ahí que las marcas se vayan superando lentamente de año a año. Y nuestro cerebro tiene un mecanismo para olvidar lo malo del pasado, de los duros entrenamientos de maratón sólo te quedas con la foto entrando en meta.