viernes, 24 de diciembre de 2010

Carrera del Mazapán 2010


Antes de nada he de deciros que vengo pletórico.

Hoy me he vuelto a poner un dorsal. Ha sido en la Carrera del Mazapán de Polán (Toledo), a la cual me apunté ayer por la noche a última hora porque me remordía la conciencia.

Es una carrera en la que los Fernández siempre damos el do de pecho. Sólo hemos tenido la baja de Emilio (mi sobrino mayor) que no ha podido correr por estar saliendo de una lesión.

En primer lugar competían los "enanos" y, como ya es habitual, no nos han defraudado:

- Lourdes ha quedado primera en su categoría demostrando mucho poderío.
- Kevin, después de caerse nada más empezar, ha cumplido las expectativas. Además ha sido el único que ha corrido con el gorro de Papá Noel puesto.



Luego nos tocaba a nosotros (a mi hermano y a mi). Teníamos pretensiones diferentes. Mi hermano iba "a muerte", ya que está muy "fino" al estar entrenando para la próxima media maratón de Miami. Yo sin embargo iba con todas las reservas del mundo. Llevo sólo un mes entrenando y lo cierto es que no me sobra nada (excepto kilos).

La prueba era de 6 km, lo que, como ya sabéis, se traduce en: "A toda leche desde el principio y maricón el último". Miro un par de filas más delante y allí, además de los africanos de turno y de la élite popular de la zona, veo a la maratoniana (sancionada por dopaje) Yesenia Centeno, miro entre el público y veo a Julio Rey.... ¡¡¿¿Pero esto que es??!!...¡¡¿¿Las olimpiadas o qué??!!...

Km 0. Se da la salida.
A los 300 metros, después de una salida explosiva y una curva un tanto cerrada, mi hermano ya me sacaba 50 mts.
Me coloco junto a un veterano curtido en mil batallas mientras dejo que la turba runneril me vaya adelantando por ambos lados.

Km 1. Llega rápido. A decir verdad llega mucho antes de lo que yo me pensaba. Al ser una carrera de ida y vuelta por la travesía principal del pueblo, me voy saludando con un montón de gente. Eso me hace no agobiarme demasiado con el ritmo que llevaba.
Mi hermano sigue a 50 metros.

Km 2. Falso llano hacia arriba que nos lleva de vuelta a la zona más animada. Oigo los gritos de mi familia y amigos, y también la de aquellos que siempre tienen guardada para ti un frase como... "Correr es de cobardes"... "Vamos coño, que te van a doblar"....
Mi hermano sigue a 50 metros.

Km 3. Entramos en la plaza del pueblo para iniciar la segunda vuelta. Las fuerzas ya van más justas pero sorprendentemente mi ritmo no decae. Aprieto los dientes y me desmarco del grupo que me arropaba. Me coloco en tierra de nadie entre el pelotón de mi hermano y los que me acompañaban hasta entonces.
Mi hermano sigue a 50 metros.

Km 4. Volvemos a la zona más desierta de público de la carrera. No voy mal. Pienso en que voy a hacer una supermarca para el número de entrenamientos que llevo. No puedo aflojar.
Mi hermano sigue a 50 metros.

Km 5. La cosa sigue igual. Mantengo ritmos insospechados, mi corazón responde y las piernas también.
Mi hermano sigue a 50 metros.

Km 6. (Meta). Un Fernández se caracteriza por entrar en meta dándolo todo, da igual si va el 50 o el 500. Así que no me quedaba otra que usar toda la fuerza que me quedaba para poner el colofón a una magnífica carrera.
Mi hermano ya no está a 50 metros porque ya hace 15 segundos que ha entrado en meta.

(Tiempos: Javier 28:18 (creo). Yo: 28:36).

Clasificaciones:

http://www.forevent.es/resultados/polan10/polan.html


Le localizó rápidamente y nos felicitamos mutuamente por el carrerón que nos hemos marcado. Los dos hemos cumplido de sobra y ya tenemos otra batallita más que contar en el blog y que comentar en la cena de Navidad.


Rápidamente recibimos los elogios de nuestra familia (aunque para eso hubiera dado igual si hubiésemos llegado los últimos). Nos cambiamos y para casa.

En cuanto a la organización de la carrera, he de decir que cada año va mejorando. Para mi hoy han rozado la perfección.

Y respecto a la gente de Polán, no tengo palabras. Una vez más me han hecho sentir como si fuera de allí. Son unos fenómenos.

Hasta la próxima.

7 comentarios:

JUAN dijo...

Ja, Ja, Ja, ja....
Muy buena crónica
Feliz Navidad !!!

Gonzalo Quintana dijo...

Ya estás sintiendo nuevamente el veneno competitivo circulando por tus venas. Esto siempre va a más.

Paco Minaya dijo...

ahí ahí, despertando el gusanillo runero que todos llevamos dentro ;)

Mario Illán dijo...

Hola Víctor!!
Me ha gustado mucho la idea del blog.
Con todas las carreras que llevo encima habría sido un punto tener una herramienta así para hacer el seguimiento.
Además el toque de pique familiar es muy divertido.
Yo acostumbrado al calor de Dubai, me cogí un trancazo igual que mi mujer.
Pero lo pasé muy bien y me encantó ver a viejos conocidos y amigos del mundillo del Atletismo Toledano.
Por cierto, que gracias a Paco Minaya me piqué un poquillo y di lo "mejor" de mi.. que no es mucho decir a estas alturas.

Seguid así!!
Un abrazo!

Quique dijo...

Victor.....cada vez que te leo me das fuerza para seguir...Espero que el 2011 sea tu año...Felices fiestas amigo.

Un saludo
Quique

Alex dijo...

Felicidades, ya estamos otra vez dando guerra ¿eh?

Jorge dijo...

Felicidades por el carrerón, se ve que el entrenamiento de "potencia" de Javier en Costa Rica le rindió al menos 15 segundos :)