domingo, 12 de febrero de 2012

Canicross Moralzarzal 2012


Ya estamos de vuelta de nuestra aventura de hoy.

Supongo que todos habéis visto que estos días nos han bombardeado con que estamos sufriendo una ola de frío de la leche, pues bien.... tres miembros (algo inconscientes) de nuestro club teníamos que correr hoy en un pueblo muy próximo a Navacerrada (Moralzarzal): Roberto, Antonio (el Master)  y un servidor.

Cuando hemos llegado a Moralzarzal, después de que mi GPS me intentara convencer un par de veces de que la mejor ruta a nuestro destino era atravesando un parque infantil, el termómetro marcaba -8ºC. Las primeras palabras que han salido de mi boca sólo podían ser estas: "ostiaasssssss putassss....copónnn... que fríooooo".

Mis manos parecían cristalecer, y los mocos formaban estalactitas en mi nariz. No os digo como estaban otras PARTES de mi cuerpo. Me acuerdo en ese instante del nombre oficioso de nuestro club (NO HAY HUEVOS)... y pienso... "pues al final va a ser verdad que no los hay"...porque los míos estaban casi ausentes. Antonio no sabía si salir del coche o volverse a casa. Mientras, Roberto e Inma intentaban arreglar el desaguisado que Ali (nuestro nuevo fichaje) había montado en el coche: un par de vomitonas por no estar acostumbrado a viajes largos.

Ali ha demostrado ser un perro muy simpático y Shiva y Jacko lo han aceptado perfectamente como nuevo integrante de nuestra manada.


Pasamos el control veterinario, el control de material y recogemos nuestros dorsales. Charlamos un poco, vemos la carrera anterior a la nuestra (sólo para federados), y nos preparamos para el combate. 

Nos colocamos para la salida y se empiezan a escuchar los ladridos de todos los perros ansiosos por devorar kilómetros. La bilirrubina fluye por nuestras venas y eso nos hace olvidar el frío reinante.

La salida es rápida y limpia, salvo por un pastor alemán que se quería zumbar a Jacko. Roberto y Antonio salen escopetados, y yo hago lo que puedo.


En el kilómetro 2, Jacko cumple con su ritual y planta su "pinito" de turno. Eso hace que algunos de los corredores que habíamos adelantado nos recuperen terreno. El ritmo era bueno y desde ese momento ya sólo adelantamos nosotros (no nos vuelve a adelantar nadie).



Llegamos así a la cuesta más dura del recorrido. Dos o tres corredores que iban por delante de mí se rinden ante la pendiente y el empedrado, y deciden caminar. Nosotros a lo nuestro. Al "tran tran" conseguimos coronar, eso sí, con unas pulsaciones que hubieran hecho explotar cualquier pulsómetro.

Superado ese escollo, comenzamos a recortar y a pescar "cadáveres". Me llama la atención un boxer precioso, que me había adelantado muy fácilmente, y que ahora el pobre iba sufriendo un montón. Ayudamos a una chica a motivar a su galgo y con ella afronto los últimos metros.

Precisamente, en las aproximaciones a meta es donde más problemas tengo con Jacko que, en su afán de saludar a toooooooodossssss los perros (del público), se olvida de que estamos corriendo.

Aún así conseguimos hacer una entrada medio digna. 33 minutos. 6.700 mts. 

Roberto: 26 minutos (tela marinera).
Antonio. 31 minutos (cuarto de su categoría) y sobradísimo.

Las fotos que pongo aquí son de:

Son una pasada.

P.D. Gracias ha Inma por su apoyo logístico y por el reportaje fotográfico que nos ha hecho y que colgaremos en el muro del facebook.

Hemos vuelto a triunfar!!!!

4 comentarios:

Manuel Tintoré Maluquer dijo...

Joder, amigo mío, sólo por haber salido a correr con esa temperatura en el ambiente ya te mereces todos mis respetos y gran parte de de mi admiración; olé tus huevos, campeón; un abrazo.

Celina dijo...

Bravo! qué gran mañana pese al frío polar valientes!

Sergio suárez dijo...

Saludos don Vicman, veo que te lo pasas bien con tú cam , yo cuando tenía 17 años entrenaba con mi perra que era una pastora alemana, ha sido mi mejor compañera de entrenamiento.
Un abrazo

Anónimo dijo...

Felicidades chicos!, yo corri en la primerra. Eché de menos a Shiva y su campanita. Hasta la proxima.
susana