miércoles, 27 de enero de 2010

Baño de humildad

Hoy me ha pasado esto:

Localización: Mi puesto de trabajo.
Hora: 12:30.

Entra un cliente mio de unos 78 años y le digo:
- "Hombre, Jacinto... ¿qué tal? el otro día me crucé con usted corriendo. Le saludé pero no me reconoció."

Cuando me crucé con él yo, quizás pasándome de cruel, pensé que era el típico vejete que sale a dar una vuelta y cuando no le ve nadie se marca una carrerita para ver si todavía es capaz de mover las piernas a una velocidad diferente a la de paseo.

Él me responde: "Ah, ¿tú también corres?".
Yo: " Sí, ya desde hace unos añitos".
Él: "Yo llevo corriendo desde hace más de 60 años"


Ahí ya me llevo el primer corte.

Él: "¿Y corres mucho?".
Yo: "Unos 50 km semanales".
Él: "Yo hasta hace poco corría 100 km a la semana, ahora ya sólo corro 1h cada día y con eso me mantengo".

Segundo corte. (poco a poco me voy haciendo cada vez más pequeñito)

Él: "¿Alguna maratón?".
Yo: "Este año debuto".
Él: "Yo he corrido unas 40. Ya verás como te enganchas.".

Tercer y último corte (ya me siento diminuto).

Conclusión: Las apariencias engañan.

22 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

¿Y no te habías dado cuenta de esto antes? Vaya pedazo de crack, yo quiero ser como él dentro de 40 años. Que mérito, y antes sólo corrían cuatro. Seguro que ahora te cae mucho mejor. A mí sin conocerlo ya me parece un vejete entrañable, vaya cantidad de anécdotas debe de tener para contar. Bonito post.

Un fondista de Doney dijo...

Una anécdota vivida en primera persona, que la recordarás con gracia al paso de los años, cuando seas tú el que llegue a los 78 años. Me ha gustado mucho, y me he reído... un poco.

Un saludo.

mannyvaldes dijo...

Hola
Linda anècdota!
Tantos años corriendo si que engancha y 40 maratones,menudas cosas para contar tendra el viejito.
Saludos!

Sergio suárez dijo...

Saludos compañero.Cuidado con la 3ª edad no te vaya a pasar como a mí que iba tranquilo rodando cuando un sesentón me pasaba como un formula 1, sin darme tiempo a coger la matricula.

Jan dijo...

Si es que los abuelitos ya no son como antes... tu hazte colega suyo y que te de consejos, que los debe de tener a miles.

Yo aún recuerdo, cuando empezaba a correr hace poco más de un año, en la pista de 200m donde entrenaba por entonces, a una pareja de mayores. El, de unos 80 años, no hacía más que doblarme, pero bueno, se veía que era una máquina, y no me afectaba. Pero ella, una abuelita de 80 años como la mía, pequeñita y ajada, sí que me desmoralizaba. Porque normalmente iba andando dando vueltas a la pista así toda lenta, pero de vez en cuando se daba dos vueltas corriendo a 5m/km que me dejaban alucinado y doblado...

Ahora alguna vez que les veo, les saludo y me maravillo, yo quiero ser así cuando llegue a su edad.

JUAN dijo...

A ver si va a ser el que me pasó por la Castellana, a una velocidad increíble para su edad, en la San Silvestre
Y por lo que leo en los comentarios no debe de haber sólo uno
A ver si nosotros seremos igual a sus años

Quique dijo...

Hola Victor, buena clase de humildad, si señor.

Así me quiero ver yo cuando tenga 78 años....

Un saludo
Quique

biciatleta25 dijo...

Ya sabes lo del refrán, "sabe más el zorro por viejo que por zorro".
Joder, 78 años y una hora diaria, ¿llegaremos?

Un saludo.

Alex dijo...

A mi la gente por el hecho de correr ya me cae mejor

Jaime N@v dijo...

Bonita anécdota, llegaremos y lo contaremos igualmente...
Slds

SONIA dijo...

Desde los últimos puestos del pelotón que suelo ocupar te digo que nunca, jamás, subestimes a nadie que calce zapatillas. Siempre te llevas sorpresas como ésta, jeje.

Un abrazo!

Manuel Robaina dijo...

En esto la experiencia es un grado, yo siempre que veo a alguien mayor que yo con un ritmo que me viene bien me pego cual chicle al zapato, normalmente llevan los ritmos de carrera mucho mejor que yo.

RA dijo...

Esa gente tiene una biomecánica privilegiada y además un entusiasmo espectacular. Realmente los admiro más por las ganas y el valor que le echan que por lo otro.

Tania dijo...

Estas son las situaciones que nos hacen volver a tener los pies en la tierra, jaja, bonita anécdota!

Desearía yo tener esa edad y poder correr 1 hora diaria, todo un campeón!

Gracias por compartirlo!.
bss
Tania

Rafael Jiménez González dijo...

Je, je, je...

Vaya corte!

A mi el fin de semana pasado en el cross a falta de 1 Km me paso un tio que podía ser mi abuelo a toda leche y encima me dice... "Vamos chaval..."

Me hundió en la miseria...

Paco Montoro dijo...

Mas quisiera yo llegar a esa edad y decir lo mismo....saludos

Fer Panama dijo...

Donde estaremos a esos años, auffffff,...A mi también me ha sucedido en Panamá ver a algún veterano mayor y luego enterarte que no hace tantos años era todo un máquinas.

Un abrazo,
FER

Ricardo Cabrera Cosano dijo...

Ojalá llegaramos todos a esa edad con tanta vitalidad... Ahora, que vaya chasco que te llevaste..jajaja..

Saturnino dijo...

Engañan y mucho; yo hace tiempo que deje de fiarme de otros corredores que su físico, edad o forma de correr parecía indicar que correrían despacio y poco; porque la mayoría de las veces es al contrario.
Ahora, cuando te cruces con él a saludarlo con más respeto, jeje.
Un saludo.

Víctor N. dijo...

Que nos ocurra a la inversa..., que crack 40 maratones.

Firmo llegar a esa cifra.

Muy buena anécdota Víctor.

Un saludo

More dijo...

Joer ,pues te has cruzado con el superabuelo jeje...con 40 maratones y setenta y tantos añitos,¿ crees que tendra experiencia?.

Un saludo.

JAVIER dijo...

Víctor, creo en tí y te veo capaz de superar al famoso Ernie Van Leeuwen, que corrió el maratón de Los Angeles en 5 horas y 38 minutos con 82 años, y siguió corriendo maratones hasta los 93 años. El comenzó a correr a los 54 años. No es que llevase toda la vida corriendo precísamente.