miércoles, 18 de febrero de 2009

Loa al Corredor Popular Paquete

Escribo este artículo para todos aquellos que jamás habéis experimentado la sensación de aquellos que conformamos el pelotón de cola.

Tiene mucho mérito ser de los que siempre van de los primeros, pero también es digno de alabar la fuerza de voluntad que ponemos aquellos que, aun sabiendo que la única opción que tenemos de ver a los primeros es cuando nos doblan o en alguna calle de doble sentido, no dudamos en participar en cuantas más carreras mejor.

Los corredores más paquetes estamos acostumbrados a escuchar habitualmente comentarios como estos entre el público (aunque hay que decir que cada vez la gente es más respetuosa):

"¡¡Vamos que vas solo!!"
"¡¡Venga que sólo te sacan media hora!!".
"¡¡Correr es de cobardes!!"
"Ir pa na es tontería".
"¡¡Venga hombre.... que te ha pasado un tío disfrazado, otro con tacones y otro con un carrito con niño dentro!!"
"¡¡ Mira mamá también corren los gorditos!!" (Me cago en el niño de los coj...es).

(Lo cierto es que una vez que te acostumbras hasta te llega a parecer gracioso)

También estamos habituados al cabreo de los conductores que llevan un buen rato esperando a que vuelvan a abrir el tráfico y que, en lugar de animarnos, nos ponen una cara de perro de aúpa.

Algo bueno de ir detrás es que la gente suele ir más relajada y a veces se pueden mantener conversaciones interesantes con gente que no has visto nunca y que no volverás a ver en tu vida, pero que está sudando como tú con el único objetivo de pasar un buen rato e intentar batirse a sí mismo.

El físico de los que conformamos ese último tercio de las carreras no suele ser el idóneo. A algunos nos sobran kilos, a otros les sobran años, .... pero, sinceramente, no creo que ninguno de nosotros sobre.

Ponemos tanta ilusión en las carreras que a veces llegamos a creernos que somos profesionales. Transmitimos tantas ganas que algunos nos llegan a llamar locos (normalmente nuestras parejas).

También es habitual que los corredores más paquetes nos animemos unos a otros cuando llega un tramo duro o cuando vemos pararse a alguien. También es muy común escuchar a alguien contar un chiste en mitad de la carrera o hacer algún comentario jocoso. Suele haber buen ambiente y bastante solidaridad entre nosotros.

Somos de moral fuerte y prueba de ello es que soportamos sin rechistar humillaciones psicológicas tales como tener que cruzarnos con los corredores que ya han terminado, se han cambiado de ropa, y que ya van camino de su coche, cuando nosotros estamos todavía a 2 kilómetros de meta.

Lo que sí es cierto es que cada vez somos más respetados entre los corredores de más nivel y el público asistente. Son muchos los corredores del pelotón de cabeza que, cuando han terminado, animan a la "masa paquetil" conscientes de que nuestro esfuerzo también se merece un reconocimiento.

Hace poco leí en algún foro o en algún blog (la verdad es que no lo recuerdo exactamente) que para que haya carrera siempre tiene que haber un último, y creo que esta frase resume perfectamente lo que quiero expresar en este artículo.

Si se pudiera medir en una balanza... ¿quien pensáis que tendría más mérito, el que llega el primero o el que llega el último?.

2 comentarios:

Quique dijo...

Hola Victor, Buen tema has tocado, Para mi tienen el mismo mérito, todo aquel que se pone unas zapas para correr y se mete una carrera tiene un gran merito, sea gordito, finito, alto, bajo...

Yo cada vez que veo a cualquier persona corriendo por la calle, me digo a mi mismo....Ole su huevos/Ovarios!!!!

Todos esos comentarios, son pura envidia..Yo hace 2 años no corría y ver un año la llegada del MAPOMA me hizo engancharme a esto del running.

Saludos
Quique

Jaime N@v dijo...

Tanto el ultimo como el primero tiene su merito. Yo soy de los que piensan que si practicaran más gentes este deporte habría un mundo mejor. El orgullo y la satisfacción personal del corredor paquete o como se quiera llamar (para mi somos atletas) no te la quita nadie.

Saludos.