sábado, 21 de noviembre de 2009

Correr en Círculos

El viernes, ya de por si, es uno de los días más apreciados por aquellos que no tenemos que trabajar ni sábados ni domingos, pero aún puede ser mejor si las cosas salen bien.

Eran las 18:00 hrs y mi plan imponía una tirada de 20 km antes de salir de cena con los amigos. La verdad es que no tenía muchas ganas. La otra alternativa era quedarme en casa limpiando. Puse las dos opciones en una balanza y ... ¡ganó salir a rodar!.

Una vez que tenía clara la decisión, tocaba diseñar el recorrido, pero opté por no complicarme mucho e ir a una parque que he conocido hace poco y por el que se puede correr por una especie de mini-carril bici.
Nunca me ha gustado correr dando vueltas a un circuito "corto" (2-3 kilómetros) porque así evito las tentaciones de pararme pero, ahora que me encuentro preparando la maratón, he cambiado de parecer.

Pros de hacer las tiradas largas en círcuitos cortos:

- Te acabas conociendo hasta la última piedra y así evitas sorpresas inesperadas.
- Si el coche está cerca puedes dejar tu avituallamiento particular en él.
- En caso de algún incidente (pájara, lesión, lluvia...) estarás a una distancia razonable del coche.
- Te fortalece mentalmente.
- Siempre puedes decir: ¡Venga ... una vuelta más.!
- Si hay más corredores, te puedes picar con alguno y que te sirva de liebre involuntaria.

Dos horitas después ya estaba otra vez en el coche camino a casa, con una sonrisa en la cara y pensando en la cenita con los amigos y en el partido de la liga de pádel que hoy nos tocaba jugar (por cierto, hemos ganado). Y es que también me gusta alternar con otros deportes.

10 comentarios:

Gonzalo Quintana dijo...

Yo voy a menudo a un parque de 1km y a veces le doy 14-15 vueltas. Se te ha olvidado la ventaja más importante de los circuitos cortos:
"Puedes ver a las tías buenas que corren hasta 5,6,7 o más veces mientras haces tu rodaje"

JAVIER dijo...

Pienso deberías haber salido del dilema con un mix, a saber, el "rollito Karate Kid": hacer 2 horas de limpieza deportiva.

JAVIER

SONIA dijo...

Cuando he leído el título de tu entrada no me lo podía creer. Mi padre, Saturnino, gran experto en la preparación tanto física como mental de las carreras (mañana mismo se enfrenta a su maratón número 11, en Zaragoza) siempre incluye en su plan entrenamientos de vueltas (¡sobre 400 metros!), precisamente para mejorar la preparación psicológica. Realmente viene muy bien, a pesar del aburrimiento.

Un saludo!

Rafael Jiménez González dijo...

Conincido contigo en esto de dar vueltas y mas vueltas...

Tambien tienen sus cosas buenas como bien dice Gonzalo Quintana que motiva bastante y te hace perder la cuenta de las que llevs, je, je, je...

;-)

Quique dijo...

Hola Victor, a mi no me gusta demasiado eso de dar vueltas pero si que es cierto que te ayuda mentalmente....venga otra vuelta más y lo dejo.

Muy guapa la foto que has puesto.....

Un saludo
Quique

Celina dijo...

Uf, pues a mí me cuesta mucho, puede que tengas razón y sea algo psicológico. Yo también juego al pádel, aunque la verdad me gusta más el frontón, enhorabuena por esa victoria. Un besote y a seguir así

Víctor N. dijo...

A mi tampoco me va mucho lo de las vueltas, tiene mucho mérito tu tirada larga, yo seria incapaz.

También le doy bastante al padel y no veas con que cuidado jugaba las semanas previas al MAPOMA 09, tenlo en cuenta para el maratón de barna sobre todo si juegas con bastante intensidad como asi parece.

Un saludo

Fer dijo...

Entre limpiar y correr, ¿qué quieres que te diga? Si llegas a elegir lo otro sería para cortarte los cataplines, ¿no?

RA dijo...

Lo de dar vueltas no lo veo, lo siento pero no.
Reconozco que correr en pista es muy bueno para las series y algun cambio de ritmo muy preciso, pero fuera de pista y para 20k personalmente me costaría mucho.

Pero ya se sabe, lo que vale a uno puede que a otro no, y no es que sea mejor una cosa u otra.

Alex dijo...

Yo necesito circuitos más largos, reconozco que tiene sus ventajas.Me acojona un poco eso de que me pase algo y estar a diez kilometros de casa.
¿Gastaste más una zapatilla que otra o de vez en cuando cambiabas el sentido de la vuelta?
Ya nos queda menos, que no decaiga!