lunes, 9 de noviembre de 2009

Behobia 2009. El Día del Juicio Final.

Hoy me siento orgulloso. Orgulloso de mis compañeros de club (Alfredo, Jesús y Antonio) y de mí mismo.
Según los entendidos del lugar, ayer corrimos, sin duda, la Behobia más dura de todas las que se han disputado hasta la fecha.
El viaje no empezó bien. La casa rural era una mierdecilla y se nos iba la luz, la calefacción y el agua caliente cada dos por tres.

Ya en la retirada de dorsales pudimos empezar a darnos cuenta de la solera que tiene esta prueba.

El temporal no nos permitió conocer San Sebastián, y para colmo cada vez que veíamos alguna predicción meteorológica las noticias empeoraban: "Alerta roja, se recomienda no salir, olas de 9 metros, ráfagas de viento de 100 km/h, lluvia constante... etc...." Sinceramente llegué a pensar que lo mejor que podían hacer era suspenderlo todo.

La noche antes fue infernal. Parecía que se hubiera roto el cielo y se estuviera cayendo encima de nosotros. Mi mujer me preguntaba (afirmaba) si estábamos locos o qué.

A las 7 toca diana y a las 7.30 nos marchamos para S.Sebastián a coger el Euskotren que nos llevaría hasta la salida (Behobia). La cosa sigue igual, lluvia, frío y muchísimo viento, pero ya no hay lugar para el arrepentimiento. Me hago a la idea de que, en estas condiciones, va a estar muy dificil bajar de las dos horas. El único objetivo pasa a ser intentar sufrir lo menos posible.

El tren va hasta los topes de corredores. A parte del euskera y del castellano, escucho mucho francés y catalán. Salimos del tren y, como está diluviano, esprintamos salvajemente hasta los autobuses lanzadera que nos llevarían hasta la zona de salida.

Llegamos, nos cambiamos de ropa a ritmo de loquillo (que sonaba por los altavoces), cafetito y nos separamos. Jesús sale primero, luego Antonio y Alfredo, y por último un servidor.

Cuando estamos esperando para salir nos cae una granizada de escándalo al tiempo que escuchamos por megafonía que el viento está soplando muy fuerte en uno de los tramos más duros, y que las olas están sobrepasando el puente del Kursaal en San Sebastián. Esto me hipermotiva y me visualizo luchando por sobrevivir cual Chuck Norris en Vietnam.

Pumm. Salgo (22 minutos después que Chema Martínez) y la cosa ya se empieza a poner seria. 1 kilómetro llano y comienza un rompepiernas que nos llevaría a atravesar Irún entre los aplausos continuos de la gente.

Me miro el reloj y me auto-regaño a mi mismo porque estoy marcando 30 sg menos por kilómetro del ritmo que me había marcado.

Llegamos al km 6 y nos toca hacer frente al temido alto de Gaintxurizketa. No es tan duro como me lo esperaba, aunque sí que me obliga a reducir el ritmo de forma considerable. Una vez superado este tramo, se suceden una serie de toboganes que hacen que no puedas recuperar completamente las energías desgastadas. El viento nos pega de cara y continuamente se ven gorras volar. El paisaje es espectacular y la animación del público te hace subir como un tiro.


En el kilómetro 12,5 comenzamos la única parte llana de la carrera, que se hace aburridilla porque es donde menos gente hay y porque vamos empapados, pasando frio y con miedo al alto de Miracruz que sabemos que está a la vuelta de la esquina. Sigo marcando ritmos inferiores a los que me había planteado pero comienzo a notar que algo pasa en mi dedo meñique del pie derecho: Ampolla causada por llevar el calcetín totalmente empapado.


Doblamos una esquina y allí está... Miracruz. Un cuestón de unos 700 mts que te hace cambiar el paso e ir lijando el suelo con las zapatillas. La ampolla de mi dedo meñique se está haciendo notar cada vez más pero ya nada me va a hacer doblar la rodilla. Pongo corona pequeña y "aupa patxi".
En la cuesta abajo me dejo llevar, intentando reservar fuerzas que me permitan combatir el huracán que sé que me espera en cuanto lleguemos a la playa.

Tal y como esperaba, el viento me obliga a correr inclinado hacia delante pero ya huelo la meta (aunque no se ve porque no han podido ni ponerla por razones de seguridad). La gente te hace un pasillo como si fuera la etapa reina del Tour y te sientes muy especial. En esos últimos metros te das cuenta de que, independiemente de tu marca, hoy has hecho historia junto a otros 14.000 locos que se han atrevido a plantar cara a los elementos y han sido capaces de terminar la Behobia-San Sebastián más complicada de todas las que se han corrido hasta hoy.

Cruzo la meta en 1:54:00 con los brazos en alto y sumergido en una nube de alegría ya que ni mucho menos esperaba esa marca teniendo en cuenta el perfil de la prueba y la climatología adversa.

Busco a mis compañeros y veo que también se sienten como yo, guerreros triunfantes después de una ardua batalla.

Jesús 1h26.
Antonio y Alfredo 1h37

Esta carrera la contaremos durante mucho tiempo y siempre podremos decir que DISFRUTAMOS de la edición más heavy de la Behobia-San Sebastián.

P.D.1 Y como no había calefacción ni agua caliente, tuvimos que terminar la machada duchándonos con agua fría.

P.D.2. Pedimos disculpas a las respectiva (Elena, María y Rosi), que se dieron la paliza del viaje para casi no poder ni salir de la casa rural.

Os dejo también aquí lo que escribe mi padre (abuelo Fernández):

Hoy escribe el patriarca de los FERNANDEZ para manifestar:


El orgullo que sentimos los abuelos y padres al ver como nuestros vástagos compiten por doquier haciendo valer sus facultades innatas. No sabíamos que una de las formas más hermosas de pasar nuestra edad, ya avanzada, era participar en los acontecimientos deportivos de los nuestros, nuestros hijos y nietos. En verdad, que nos estáis dando satisfacciones domingo a domingo, de modo que cuando llega la noche del domingo y recibida toda la información familiar, nos acostamos dando gracias a Dios por habernos dado estos guerreros del deporte, que nos suena a héroes de otros tiempos.

Hoy mis felicitaciones son para:
El polivalente KEVIN, " El tigre mexicano", por su triunfo en natación, bicicleta, carrera y colocación de zapatillas.
El indomable " guerrero toledano" EMILIO, por su poderío en la carrera " El Profesor" de 7 Km. , Era el más joven de los 700 corredores, y con 13 años ha inscrito su nombre entre las promesas deportivas toledanas. Llegó el 20 y no el 30 , como dice el cronista de CORRER X CORRER.
Lourdes, La gacela corredora, esta semana ha descansado, pues se está preparando para el CROSS de Quintanar de la Orden, que será el próximo domingo, y en el que sin duda alguna obtendrá el triunfo.

Finalmente me gusta el ambiente que estáis creando todos los atletas participantes alrededor de FERNÁNDEZ A LA CARRERA. SIN DUDA QUE EL DEPORTE IMPRIME CARÁTER, SOIS GENTE SANA.
En cuanto a Víctor " el gafe " me remito a su crónica. Saludos

14 comentarios:

Celina dijo...

Pero qué campeón! bueno tú y los otros 14000 valientes! Felicita también a las acompañantes, que tiene mérito que vengan a apoyarnos a nuestras locuras. La verdad es que viendo las noticias del fin de semana y las imágenes del temporal por el norte, daba pánico. Un beso heavy, como la carrera. Me ha encantado la crónica.

Alex dijo...

Muy buena crónica, has descrito muy bien la carrera y la heroicidad. Te juro que no siempre es así, a veces hace bueno.

Jaime N@v dijo...

Víctor, felicidades nuevamente. Me encanta esa foto. Bonita crónica.

Slds

Gonzalo Quintana dijo...

IM-PRE-SI-O-NAN-TE. preciosa foto, yo no sé si tendrá valor para hacer lo que has hecho.

Fer dijo...

Vaya tela...

Anónimo dijo...

Para Víctor: buen entrenamiento, pero entrena más. Pronto te mojaré la oreja si no mejoras tu velocidad. En la San Silvestre este año voy a por tí.
Para El Patriarca (nuestro padre): hombre, los antiguos héroes tenían la ventaja de que competían completamente desnudos. Eso les permitía ahorrar en indumentaria e ir más veloces. Puede ser una idea para Víctor, si le das la venia.

Lay dijo...

Illo, que carrera mas joia nooo, tubo que hacerse durisima.
Felicidades amigo, bonita foto.

Olga y Alfonso "Halfon" dijo...

Victor enhorabuena por tu carrera, desde luego que locos estamos ...

Quique dijo...

Enhorabuena Victor, puedes sentirte orgulloso de haber participado en esta prueba tan dura, la foto de los corredores lloviendo (diluviando) es una pasada....

Un saludo
quique

SONIA dijo...

Mi más sincera enhorabuena por esta carrera. Terminarla en esas condiciones ya es todo un logro. Bonito recuerdo para el currículum.

Un saludo!

Víctor N. dijo...

Tremendo tocayo,enhorabuena por la carrera y gracias por compartir la crónica, buenisima por cierto.

Viendo la foto, hasta me entra envidia sana...

Un saludo y a seguir en esta linea..

Pepemillas dijo...

¡Qué barbaridad de carrera, Victor!
Os tenían que haber dado un premio extraespecial a todos los que la terminasteis.
Ya he leido por ahí que ha sido la más dura de toda su historia.
¡Puedes estar orgulloso, Victor!

¡Qué ejemplo! ¡Enhorabuena!

Un fuerte abrazo.

Tania dijo...

Enhorabuena Victor!! jajaja sí me hace mucha gracia, nuestra crónica muyy similar!! jajaja vaya temporal nos hizo no?!
Yo también estos días estoy muyy contenta y orgullosa de mí misma, vamos que no me lo creo :-))
Enhorabuena!!

Rafael Jiménez González dijo...

He leido unas cuantas crónicas de la bahobia y la verdad es que tiene muy buena pinta.
Me gustaría correrla el año que viene, eso sí, contodas las inclemencias que habéis narrado.
Toda una AVENTURA!!!
Felicidades CAMPEONES!!!